Active Directory

Active Directory: Guía completa sobre GPO, directivas de seguridad y dominios compatibles

Active Directory: Gestión y administración centralizada de recursos en entornos Windows Server. Descubre cómo funciona y sus ventajas.

Funcionamiento de Active Directory y su importancia en la gestión de dominios

Active Directory es un servicio de directorio desarrollado por Microsoft, el cual proporciona una estructura jerárquica y centralizada para gestionar recursos dentro de una red de dominio. Este servicio es especialmente importante en la gestión de dominios, ya que permite una administración eficiente de usuarios, equipos y otros recursos en entornos de red.

La forma en que funciona Active Directory es a través de una base de datos que almacena información sobre todos los objetos de red en un dominio determinado. Estos objetos pueden incluir usuarios, grupos, equipos, impresoras y otros recursos. A medida que se añaden objetos a la base de datos de Active Directory, se les asigna una serie de atributos que definen sus características y permisos.

La importancia de Active Directory en la gestión de dominios radica en su capacidad para simplificar la administración de recursos en una red. A través de Active Directory, los administradores pueden establecer políticas y directivas de seguridad que se aplican a todos los objetos en el dominio. Esto significa que es posible gestionar la seguridad de manera centralizada, reduciendo el riesgo de violaciones de seguridad y garantizando un acceso adecuado a los recursos.

Además, Active Directory facilita la integración de diferentes sistemas operativos, incluyendo Windows y Linux. Esto permite que las organizaciones utilicen una variedad de plataformas tecnológicas sin comprometer la capacidad de administrar de manera eficiente los recursos. Por ejemplo, mediante el uso de directivas de grupo (GPO), los administradores pueden establecer configuraciones específicas para diferentes tipos de equipos, independientemente de su sistema operativo.

En resumen, Active Directory es fundamental en la gestión de dominios, ya que proporciona una estructura jerárquica y centralizada para administrar recursos en una red. Su funcionalidad permite establecer políticas y directivas de seguridad para garantizar un acceso adecuado a los recursos, además de facilitar la integración de diferentes sistemas operativos. En definitiva, Active Directory es una herramienta esencial para cualquier organización que busca una gestión eficiente de sus dominios y recursos de red.

Aprende a configurar y usar las Directivas de Seguridad en Active Directory

El Active Directory es una herramienta fundamental para administrar y organizar de manera eficiente los recursos de red en un entorno empresarial. Una de las funcionalidades más importantes del Active Directory es la posibilidad de configurar y usar Directivas de Seguridad. Estas directivas permiten establecer reglas y restricciones de seguridad para proteger los recursos de red y garantizar la integridad y confidencialidad de la información.

Las Directivas de Seguridad en Active Directory se pueden utilizar para controlar diferentes aspectos de seguridad, como las contraseñas, los permisos de acceso, la autenticación y la auditoría. Estas directivas se aplican a nivel de dominio y se pueden configurar de manera centralizada desde un controlador de dominio. Una de las ventajas de utilizar las Directivas de Seguridad es que se pueden aplicar a diferentes objetos de Active Directory, como usuarios, grupos y equipos, lo que facilita la administración y el control de la seguridad en la red.

Para configurar y usar las Directivas de Seguridad en Active Directory, es necesario tener privilegios de administrador en el dominio. Una vez que se tiene acceso a la consola de administración de Active Directory, se pueden crear y configurar diferentes directivas de seguridad según las necesidades de la organización. Algunas de las directivas más comunes incluyen la configuración de requisitos de contraseña, la habilitación de la auditoría de eventos y la configuración de permisos de acceso.

Active Directory en entornos Windows Cómo aprovechar al máximo sus funciones

Active Directory es una herramienta fundamental en entornos Windows que permite gestionar y organizar de manera eficiente los recursos y usuarios de una red. Mediante el uso de Active Directory, las organizaciones pueden centralizar el control de acceso, la administración de políticas de seguridad y la gestión de usuarios y grupos en un solo lugar.

Una de las características más destacadas de Active Directory es el uso de Directivas de Grupo (GPO). Las GPO son un conjunto de configuraciones y restricciones que se aplican a los usuarios y equipos de la red. Estas políticas pueden ser utilizadas para definir configuraciones de seguridad, establecer permisos de acceso, asignar scripts de inicio, entre otros. Gracias a las GPO, los administradores de red pueden asegurarse de que todos los equipos cumplan con los estándares de seguridad y configuración establecidos.

Además de su integración con entornos Windows, Active Directory también es compatible con entornos Linux. Esto significa que las organizaciones que utilizan una combinación de sistemas operativos pueden aprovechar las ventajas de Active Directory para gestionar de forma centralizada la autenticación y los permisos de acceso de los usuarios en todos los sistemas. Mediante el uso de herramientas como Samba, es posible establecer una conexión entre Active Directory y los sistemas Linux, permitiendo que los usuarios de Linux se autentiquen utilizando sus credenciales de Active Directory.

En resumen, Active Directory es una poderosa herramienta que permite a las organizaciones aprovechar al máximo las funciones de gestión de recursos y usuarios en entornos Windows. Con características como Directivas de Grupo y su compatibilidad con entornos Linux, Active Directory ofrece un control granular sobre la seguridad y configuración de la red. Al utilizar Active Directory, las organizaciones pueden simplificar y agilizar la administración de usuarios, grupos y recursos, mejorando la seguridad y eficiencia de la red.

Active Directory en entornos Linux Integración y beneficios para tu infraestructura

En la actualidad, la integración de Active Directory en entornos Linux se ha vuelto esencial para las empresas. Active Directory es una herramienta de gestión de identidad y acceso desarrollada por Microsoft que permite controlar y administrar de manera centralizada los recursos de una red de Windows. Sin embargo, gracias a las nuevas tecnologías y a la creciente demanda de entornos híbridos, es posible integrar Active Directory en sistemas operativos Linux, brindando numerosos beneficios para la infraestructura de una organización.

Uno de los beneficios más destacados de incorporar Active Directory en entornos Linux es la posibilidad de centralizar la administración de usuarios y grupos. Esto permite a los administradores de sistemas tener un control más preciso y eficiente sobre los accesos y permisos de los usuarios en toda la infraestructura, tanto en sistemas Windows como en Linux. Además, esta integración simplifica la implementación y gestión de políticas de seguridad, ya que se pueden utilizar directivas de seguridad basadas en Group Policy Objects (GPO) tanto en entornos Windows como en entornos Linux.

Otro beneficio importante de utilizar Active Directory en entornos Linux es la capacidad de compartir recursos entre ambos sistemas operativos de manera transparente. Esto significa que se pueden asignar permisos de acceso a carpetas compartidas y archivos a usuarios y grupos, independientemente del sistema operativo que utilicen. De esta forma, se logra una integración más fluida y eficiente de los sistemas, lo que facilita el trabajo colaborativo y mejora la productividad de los usuarios.

En resumen, la integración de Active Directory en entornos Linux ofrece numerosos beneficios para la infraestructura de una organización. Permite centralizar la administración de usuarios y grupos, simplificar la implementación de políticas de seguridad y compartir recursos de manera transparente entre sistemas operativos Windows y Linux. Si tu organización cuenta con entornos mixtos, es recomendable considerar la implementación de Active Directory en Linux para aprovechar al máximo las ventajas que ofrece esta poderosa herramienta de gestión de identidad y acceso.

Todo lo que necesitas saber sobre Active Directory usos y beneficios

Active Directory es un servicio de directorio desarrollado por Microsoft que se utiliza en entornos de red para administrar y organizar los recursos de red. Es una herramienta fundamental para cualquier organización que desee mantener un control centralizado sobre sus usuarios, computadoras, grupos y otros objetos. Active Directory permite a los administradores proporcionar a los usuarios acceso a los recursos de red de manera eficiente y segura.

Una de las principales funcionalidades de Active Directory es la capacidad de crear y administrar grupos de usuarios y computadoras. Esto facilita la tarea de asignar permisos y configuraciones a grupos específicos en lugar de hacerlo individualmente para cada usuario o computadora. Además, Active Directory también ofrece características avanzadas de búsqueda y filtrado, lo que facilita la gestión de grandes cantidades de objetos de red.

Otro aspecto importante de Active Directory es su capacidad para trabajar en diferentes sistemas operativos, como Windows y Linux. Esto significa que puede integrarse fácilmente en entornos mixtos, lo cual es especialmente útil para organizaciones que utilizan una combinación de sistemas operativos. Además, Active Directory es compatible con diferentes versiones de Windows Server, incluyendo la última versión, Windows Server 2019, lo que garantiza que las organizaciones puedan aprovechar las últimas características y mejoras.

En resumen, Active Directory es una herramienta poderosa y versátil que proporciona a las organizaciones un control centralizado sobre sus recursos de red. Desde la administración de usuarios y grupos hasta la integración con diferentes sistemas operativos, Active Directory ofrece una amplia gama de funcionalidades y beneficios. Si estás buscando una solución efectiva para la gestión de tu red, Active Directory es definitivamente una opción a considerar.

Cómo instalar y utilizar Active Directory en Windows Server 2019

Active Directory es una herramienta fundamental para la administración de redes en entornos Windows Server. En este artículo, te mostraré paso a paso cómo instalar y utilizar Active Directory en Windows Server 2019.

Para comenzar, debes asegurarte de tener una instalación limpia de Windows Server 2019. Una vez instalado el sistema operativo, puedes proceder con la instalación de Active Directory. Para ello, sigue estos pasos:

1. Abre el Administrador del servidor y selecciona «Agregar roles y características».

2. Se abrirá el Asistente para agregar roles y características. Haz clic en «Siguiente» hasta llegar a la selección de roles.

3. En la lista de roles disponibles, selecciona «Servicios de dominio de Active Directory» y haz clic en «Siguiente».

4. Lee la información que se muestra y haz clic en «Siguiente» nuevamente.

5. En la pantalla de «Seleccionar características», no es necesario realizar cambios, así que puedes hacer clic en «Siguiente».

6. En la pantalla de «Agregar servicios de roles», tampoco es necesario realizar cambios, así que puedes hacer clic en «Siguiente».

7. En la pantalla de «Resumen de selecciones», verifica que se haya seleccionado «Servicios de dominio de Active Directory» y haz clic en «Instalar».

8. Espera a que se complete la instalación y haz clic en «Cerrar» cuando aparezca la ventana de instalación exitosa.

Una vez finalizada la instalación, podrás utilizar Active Directory para administrar los recursos de tu red. Puedes crear usuarios, grupos, políticas de seguridad y mucho más. A continuación, te mostraré cómo utilizar algunas de las funciones más importantes de Active Directory.

Uno de los aspectos más destacados de Active Directory es el uso de Directivas de Grupo (GPO, por sus siglas en inglés). Con las GPO, puedes establecer configuraciones y restricciones en los equipos de tu red de forma centralizada. Para crear una GPO, sigue estos pasos:

1. Abre la herramienta «Editor de administración de directivas de grupo» desde el menú de inicio.

2. Navega hasta la ubicación donde deseas crear la GPO (por ejemplo, «Configuración de usuario» o «Configuración del equipo»).

3. Haz clic derecho en la ubicación seleccionada y selecciona «Crear GPO en este dominio y vincularla aquí».

4. Asigna un nombre descriptivo a la nueva GPO y haz clic en «Aceptar».

5. Se abrirá la ventana de propiedades de la GPO. Aquí puedes configurar diferentes ajustes de acuerdo a tus necesidades.

6. Una vez configurada la GPO, puedes aplicarla a un grupo de usuarios o equipos específicos seleccionando la GPO y haciendo clic en «Vincular a un dominio existente».

Active Directory también es compatible con sistemas operativos Linux. Para integrar un servidor Linux en tu dominio de Active Directory, puedes seguir estos pasos:

1. Asegúrate de que el servidor Linux tenga la utilidad «realm» instalada. Puedes verificarlo ejecutando el comando «realm –version» en la terminal.

2. Ejecuta el comando «realm join nombre_del_dominio» en la terminal, reemplazando «nombre_del_dominio» por el nombre de tu dominio de Active Directory.

3. El comando te pedirá que ingreses las credenciales de administrador del dominio. Una vez que las ingreses, el servidor Linux se unirá al dominio de Active Directory.

4. Puedes verificar que la integración se haya realizado correctamente ejecutando el comando «realm list» en la terminal. Esto mostrará la configuración actual del servidor Linux en relación al dominio.

En resumen, Active Directory es una herramienta esencial en entornos Windows Server que te permite administrar de manera eficiente los recursos de tu red. Su instalación en Windows Server 2019 es sencilla y posteriormente puedes aprovechar características como las Directivas de Grupo y la compatibilidad con sistemas operativos Linux. Aprovecha al máximo todo lo que Active Directory tiene para ofrecer y simplifica la administración de tu red.

Gestiona tu dominio con Active Directory Herramientas esenciales de Microsoft

Active Directory es una herramienta clave para la administración de dominios en entornos Windows. Con Active Directory, los administradores pueden gestionar de manera eficiente y centralizada los recursos, usuarios y políticas de seguridad en su red. Esta potente herramienta proporciona una interfaz intuitiva y fácil de usar para realizar tareas como crear y administrar cuentas de usuario, asignar permisos y configurar directivas de seguridad.

Una de las características destacadas de Active Directory es la posibilidad de utilizar Group Policy Objects (GPO) o Directivas de Grupo. Las GPO permiten a los administradores aplicar y administrar configuraciones específicas en los equipos y usuarios de su dominio. Esto incluye cosas como la configuración de políticas de contraseña, restricciones de software y configuraciones de red. Con las GPO, los administradores pueden asegurarse de que todos los equipos en su dominio cumplan con los estándares de seguridad y configuración establecidos.

Active Directory no se limita a entornos Windows, también es compatible con entornos Linux. Esto es especialmente útil para organizaciones que tienen una infraestructura mixta, con sistemas operativos tanto Windows como Linux. Con la integración de Active Directory en entornos Linux, los administradores pueden aprovechar las capacidades de gestión centralizada de Active Directory, como la sincronización de cuentas de usuario, la autenticación única y la administración de políticas de seguridad.

El propósito principal de Active Directory es proporcionar una solución integral de administración de dominios. Permite a los administradores controlar de manera eficiente y segura todos los aspectos relacionados con la administración de usuarios y recursos en un dominio. Desde la instalación inicial de Active Directory hasta la configuración y administración diaria, esta herramienta es fundamental para mantener un dominio organizado y seguro.

Active Directory también es una parte crucial de Windows Server. Con cada nueva versión de Windows Server, como Windows Server 2019, se introducen mejoras y características adicionales en Active Directory. Esto garantiza que los administradores tengan acceso a las últimas herramientas y funcionalidades para gestionar su dominio de manera efectiva.

En resumen, Active Directory es una herramienta esencial para la administración de dominios en entornos Windows. Proporciona funciones clave como la gestión de usuarios, la configuración de políticas de seguridad y la integración con sistemas operativos Linux. Con Active Directory, los administradores pueden mantener un dominio organizado y seguro, asegurándose de que todos los recursos y usuarios estén bajo control centralizado. Además, con las constantes mejoras y características introducidas en cada versión de Windows Server, Active Directory sigue siendo una herramienta en constante evolución para satisfacer las necesidades de los administradores modernos.

Pasos para instalar y configurar Active Directory correctamente en tu red

Los pasos para instalar y configurar Active Directory correctamente en tu red son fundamentales para garantizar el correcto funcionamiento de esta herramienta de administración de servicios de directorio de Microsoft. Active Directory es un componente vital en entornos empresariales, ya que permite centralizar y controlar la administración de los recursos de red, como usuarios, grupos y permisos. A continuación, se presentan los pasos a seguir para llevar a cabo la instalación y configuración de Active Directory en tu red.

En primer lugar, es importante asegurarse de que el sistema operativo del servidor cumple con los requisitos necesarios para instalar y configurar Active Directory. Para ello, es recomendable utilizar una versión compatible de Windows Server, como Windows Server 2019. Además, es necesario contar con privilegios de administrador para llevar a cabo estos procedimientos.

El segundo paso es iniciar el Asistente para agregar roles y características en el servidor. Para ello, debes ir al Administrador del servidor y seleccionar «Agregar roles y características». A continuación, sigue las instrucciones del asistente para seleccionar el servidor en el que deseas instalar Active Directory y elegir el tipo de instalación. En este punto, puedes seleccionar la opción «Instalación basada en características o en roles» y luego seleccionar «Servicios de dominio de Active Directory».

Una vez seleccionado el servicio de dominio de Active Directory, el siguiente paso es configurar el dominio. Aquí, debes proporcionar un nombre de dominio válido para tu red y especificar si deseas crear un nuevo bosque o unirte a un dominio existente. En esta etapa, también es importante seleccionar el nivel funcional del bosque y el nivel funcional del dominio, según las necesidades y la compatibilidad con otros sistemas.

El último paso para completar la instalación y configuración de Active Directory es revisar las opciones de configuración y validar la configuración actual. Esto te permitirá verificar los ajustes seleccionados y asegurarte de que todo esté correctamente configurado antes de comprometer los cambios. Una vez revisado y validado, puedes pulsar el botón de «Instalar» para iniciar el proceso de instalación y configuración.

En resumen, instalar y configurar Active Directory correctamente en tu red requiere seguir una serie de pasos clave. Desde asegurarnos de que el sistema operativo cumple con los requisitos necesarios hasta configurar el dominio y validar la configuración, cada paso es vital para garantizar el correcto funcionamiento de esta herramienta de administración de servicios de directorio. Siguiendo estos pasos, podrás aprovechar al máximo las capacidades y funcionalidades ofrecidas por Active Directory en tu red empresarial.

Aumenta tus conocimientos sobre el uso de Active Directory con recursos adicionales útiles

Si deseas aumentar tus conocimientos sobre el uso de Active Directory, estás en el lugar indicado. En este artículo, te proporcionaremos valiosos recursos adicionales que te ayudarán a comprender y aprovechar al máximo esta potente herramienta de administración de dominios.

Uno de los componentes clave de Active Directory es la utilización de directivas de seguridad o GPO (Group Policy Objects). Estas directivas permiten establecer configuraciones de seguridad específicas para los usuarios y equipos dentro de un dominio. Con las GPO, puedes implementar reglas de contraseña, políticas de acceso a los recursos del sistema, restricciones de software y muchas otras opciones de seguridad. Mediante la creación y aplicación de directivas de seguridad, podrás garantizar que tu entorno de Active Directory cumpla con los estándares de seguridad establecidos.

Active Directory no solo está presente en entornos Windows, sino que también se puede utilizar en sistemas Linux. La integración de Active Directory con Linux permite la administración centralizada de usuarios y recursos en ambos sistemas operativos. Al utilizar servicios como Samba con el módulo de autenticación de Active Directory, podrás autenticar usuarios de Linux frente a un dominio de Active Directory. Esto simplifica la administración de usuarios ya que no es necesario mantener dos bases de datos de usuarios separadas. Además, puedes aprovechar las GPO para aplicar políticas de configuración también en sistemas Linux.

La función principal de Active Directory es proporcionar un servicio de directorio para la administración centralizada de usuarios, grupos y recursos. Puedes instalar Active Directory en un servidor Windows y convertirlo en un controlador de dominio, lo que te permitirá administrar todos los objetos de Active Directory en ese dominio. Con la versión más reciente de Windows Server, Active Directory viene con nuevas características y mejoras, como la capacidad de agregar funcionalidades adicionales mediante roles y características. Si estás utilizando Windows Server 2019, podrás aprovechar al máximo todas las capacidades de Active Directory y mantener tu entorno de red seguro y organizado.

En resumen, Active Directory es una poderosa herramienta de administración de dominios que proporciona un servicio de directorio para la administración centralizada de usuarios, grupos y recursos. Con su capacidad de utilizar directivas de seguridad y su compatibilidad con sistemas Linux, Active Directory se convierte en una opción ideal para administrar entornos híbridos. Si deseas aumentar tus conocimientos sobre Active Directory, te invitamos a explorar los recursos adicionales que te proporcionamos en este artículo. Aprovecha al máximo esta herramienta y simplifica la administración de tu infraestructura de red.

¿Qué se necesita para tener un Active Directory?

Para tener un Active Directory se necesita tener Windows Server instalado y configurado correctamente, ya que el Active Directory es un servicio de directorio en el que se almacenan y se organizan los recursos de red. También es necesario contar con una infraestructura de red estable y un dominio configurado.

¿Cómo conectar un ordenador a Active Directory?

Para conectar un ordenador a Active Directory, se debe unir a un dominio compatible utilizando la opción de configuración de red en el sistema operativo del ordenador. Esto permitirá al ordenador acceder a los recursos y políticas definidos en Active Directory.

¿Cuál es la función de Active Directory?

La función de Active Directory es gestionar y organizar de manera eficiente los recursos de red en un entorno de Windows. Actúa como un directorio centralizado que almacena información sobre usuarios, equipos, grupos y otros recursos de red. A través de Active Directory, se pueden aplicar políticas de grupo (GPO) y directivas de seguridad para garantizar la administración y seguridad adecuadas de los dominios y los recursos de red.

¿Cómo instalar Active Directory en la PC?

Para instalar Active Directory en la PC, sigue estos pasos: – Abre el Panel de Control y selecciona «Programas» – Haz clic en «Activar o desactivar las características de Windows» – Marca la casilla de verificación «Servicios de dominio de Active Directory» – Haz clic en «Aceptar» para instalar los componentes necesarios – Reinicia tu PC para completar la instalación.

¿Cómo configurar el directorio activo en Windows 10?

Para configurar el Directorio Activo en Windows 10, debes seguir los pasos a continuación: 1. Abre el «Panel de control» y selecciona «Sistema y seguridad». 2. Haz clic en «Herramientas administrativas» y luego en «Administración del Directorio Activo». 3. Se abrirá la «Administración del Directorio Activo». Desde aquí, podrás configurar y administrar el Directorio Activo en Windows 10.

¿Qué es y para qué sirve un controlador de dominio?

Un controlador de dominio es un componente del Active Directory que se utiliza para administrar y controlar un dominio de red. Sirve para centralizar la autenticación de usuarios, la gestión de recursos y la aplicación de políticas de seguridad en una red informática.

¿Qué es el servicio de Active Directory?

El servicio de Active Directory es una herramienta de gestión de usuarios y recursos en un entorno de red. Se utiliza para centralizar y controlar el acceso a los recursos y servicios dentro de un dominio. Active Directory permite la administración de políticas de seguridad, la creación de grupos y la asignación de permisos, entre otras funcionalidades.

¿Cómo abrir Active Directory por CMD?

Para abrir Active Directory por CMD, debes seguir estos pasos: 1. Abre el símbolo del sistema como administrador. 2. Escribe «dsa.msc» y presiona Enter. 3. Se abrirá la consola de administración de Active Directory. 4. Aquí podrás gestionar usuarios, grupos y otros objetos de Active Directory utilizando comandos de CMD.

¿Cómo se llaman los servidores que ejecutan Active Directory?

Los servidores que ejecutan Active Directory se llaman Active Directory Domain Controllers.

¿Dónde se encuentra el Active Directory?

Active Directory se encuentra en los dominios de Windows Server, y su función principal es gestionar y controlar los recursos de una red, como los usuarios, los equipos y las políticas de seguridad.

¿Cómo abrir Active Directory desde ejecutar?

Para abrir Active Directory desde ejecutar, debes seguir estos pasos: 1. Presiona la tecla de Windows + R para abrir el cuadro de diálogo Ejecutar. 2. Escribe «dsa.msc» y presiona Enter. Esto abrirá la consola de Active Directory, desde donde podrás administrar y configurar los objetos de tu dominio.

¿Cuál es la diferencia entre LDAP y Active Directory?

La diferencia entre LDAP y Active Directory radica en que LDAP es un protocolo de acceso a directorios, mientras que Active Directory es un servicio de directorio que utiliza ese protocolo. LDAP es utilizado para acceder y buscar información dentro de un servicio de directorio, como Active Directory, que a su vez proporciona una solución completa de administración de identidades y acceso para sistemas operativos como Windows y Linux.

  • Grant McDonald, Pavlos Papadopoulos, N. Pitropakis, Jawad Ahmad, W. Buchanan Ransomware: Analysing the Impact on Windows Active Directory Domain Services Sensors (Basel, Switzerland)
  • Mingyu Guo, Max Ward, Aneta Neumann, F. Neumann, Hung Nguyen Scalable Edge Blocking Algorithms for Defending Active Directory Style Attack Graphs ArXiv
  • Diksha Goel, Max Hector Ward-Graham, Aneta Neumann, F. Neumann, Hung Nguyen, Mingyu Guo Defending active directory by combining neural network based dynamic program and evolutionary diversity optimisation Proceedings of the Genetic and Evolutionary Computation Conference
  • Basem Ibrahim Mokhtar, A. Jurcut, Mahmoud Said Elsayed, Marianne A. Azer Active Directory Attacks—Steps, Types, and Signatures Electronics
  • T. Grippo, H. Kholidy Detecting Forged Kerberos Tickets in an Active Directory Environment ArXiv
  • Guido Grillenmeier Bekämpfung von Cyberangriffen: Schwachstelle Active Directory kma – Klinik Management aktuell
  • Akashdeep Bhardwaj, Keshav Kaushik, M. Maashi, M. Aljebreen, Salil Bharany Alternate Data Stream Attack Framework to Perform Stealth Attacks on Active Directory Hosts Sustainability
  • Mingyu Guo, Jialiang Li, Aneta Neumann, F. Neumann, Hung Nguyen Practical Fixed-Parameter Algorithms for Defending Active Directory Style Attack Graphs ArXiv
  • Shouki A. Ebad Lessons learned from offline assessment of security-critical systems: the case of microsoft’s active directory International Journal of System Assurance Engineering and Management
  • Carlos Díaz Motero, Juan Ramón Bermejo Higuera, Javier Bermejo Higuera, Juan Antonio Sicilia Montalvo, Nadia Gámez Gómez On Attacking Kerberos Authentication Protocol in Windows Active Directory Services: A Practical Survey IEEE Access

Deja un comentario